2006-12-07

EUSKARASHOWA en Getxo

Este pasado viernes, 1 de diciembre, tuve la oportunidad de acercarme y participar del EUSKARASHOWA, una iniciativa del Servicio de Euskara del Ayuntamiento de Getxo dirigida a propiciar un punto de encuentro entre getxoztarraz euskaldunes e inmigrantes con el euskara como protagonista o hilo conductor.

Este proyecto, incardinado en el programa de las VIII Jornadas de la Cultura Vasca organizadas por el Ayuntamiento, se basa en algo tan sencillo, pero a su vez, tan efectivo para los fines señalados, como organizar un Karaoke en el que toman parte equipos mixtos integrados por personas extranjeras y autóctonas.

La mecánica por tanto es sencilla; cada grupo prepara previamente para su interpretación en vivo una canción en euskara que puede, o bien ser uno de los clásicos populares de siempre, léase Nire Herriko Neskatxa maite, Lau teilatu etc, o bien ser una traducción al euskara de una canción de otro país.

La iniciativa se desarrolló en el Casino de Algorta, lugar de abolengo y tradición donde los haya, gracias a la colaboración desinteresada de sus rectores, en especial de su presidente Sr. Celaya, a quienes desde aquí transmito mi agradecimiento más sincero, con resultados más que positivos.

En efecto, esa noche del viernes, fría y desapacible en el exterior, se transformó en el interior del casino en una noche festiva, cálida y alegre en la que un número importante de personas de aquí y de allá (prácticamente se llenó el salón principal) pudimos conversar, cantar, saltar y disfrutar todos juntos de la sucesión de canciones que desfiló por el escenario con el acompañamiento, más o menos acertado del resto de los asistentes que, una y otra vez, tapábamos a los cantantes ocasionales con nuestras voces, al disponer del texto correspondiente en las pantallas preparadas al efecto.

Como decía el salón principal estaba prácticamente ocupado por getxoztarras de origen autóctono, colombiano, chileno, boliviano etc. que disfrutamos por igual del ambiente, de la música, de la barra abierta del casino y también de unos magníficos pinchos fríos y dulces representativos de las gastronomías de los citados países de origen que hicieron las delicias de los asistentes.

En definitiva todos/as, niños/as y mayores porque de todo había, disfrutamos en torno al euskara, de un punto de encuentro entre lenguas, culturas, gastronomía pero ante todo entre personas, que nos sirvió para descubrir una de las claves básicas para toda convivencia entre diferentes, la voluntad de acercamiento, de conocimiento y de comprensión entre todos/as. Si además esta voluntad se plasma en una iniciativa divertida y compartida entre todos como la señalada, mejor que mejor.

No hay comentarios: