2006-12-29

¿Una cervecera en la Ikastola Gobela?

Con ocasión de la salida del Puerto Deportivo de Getxo de la Velux 5 Ocean, tuve la oportunidad de compartir desayuno con distintas personalidades y autoridades políticas del país como el Alcalde de Bilbao o el Diputado Foral de Bizkaia, así como con responsables técnicos forales y nacionales. Entre todos ello se encontraba también Gorka Estevez a quien no tenía el placer de conocer hasta ese momento. Pude así participar con él y con otros contertulios/as de una amena conversación en la que, entre otros temas, se abordó la odisea que vivieron los padres/madres y alumnos/as de las Ikastolas surgidas en Bizkaia durante la última etapa del franquismo y la denominada transición democrática, para poder simplemente facilitar o recibir, en su caso, una educación en euskara. Fue Gorka precisamente quien me comentó al respecto que la BBK había publicado en su día un texto en el que se recogía la historia de las distintas Ikastolas de Bizkaia y las peripecias de los impulsores de lo que hoy en día son magníficas realidades asentadas en nuestros pueblos. Y fue él también quien en fechas recientes me remitió el libro en cuestión de título “Bizkaiko Ikastolak 1957-1972/Las Ikastolas de Bizkaia 1957-1972”.

Tengo que reconocer que me hizo una tremenda ilusión recibir esta publicación, primero por el detalle que supuso por parte de Gorka, detalle que desde aquí agradezco de corazón, y segundo por lo que supone comprobar que los esfuerzos, angustias, esperanzas y alegrías de todos aquellos/as que apostaron y bien fuerte además por una educación euskaldun para sus hijos/as han quedado para siempre impresos, negro sobre blanco, para conocimiento y reconocimiento de generaciones posteriores y venideras.

Por esto último precisamente, por lo que supone de conocimiento y reconocimiento a la labor realizada, se agradece, en lo que a Getxo se refiere, las interesantes referencias que en el mismo se realizan al proceso de constitución y desarrollo de la Ikastola San Nicolás de Algorta, pero se echa de menos en la citada publicación alguna alusión al proceso de constitución y desarrollo posterior de uno de los referentes ya clásicos de nuestro municipio en este ámbito, como es el de la Ikastola Gobela, centro getxoztarra felizmente integrado en la red pública de Ikastolas, ubicado en la actualidad y por razones que no viene a cuento explicitar ahora, en Neguri, colindando con las Viviendas de Protección Oficial realizadas por el Ayuntamiento de Getxo y con Jolaseta.

La Ikastola Gobela fue, hasta su incorporación final a la red pública, el fruto del esfuerzo y de las ilusiones de un grupo de padres/madres de Romo-Las Arenas que en un contexto extraordinariamente difícil, como era el de nuestro país en general y el de los citados barrios getxoztarras en particular, allá por mediados de los 60 si no me equivoco, se embarcaron en la maravillosa aventura de construir un proyecto educativo euskaldun y centrado en Euskadi para sus hijos, un proyecto configurado y diseñado además con una evidente vocación pública.

Fueron años muy duros, aquellos de los comienzos, con recursos escasos y en situaciones más que precarias, con clases ofrecidas en locales cedidos por la Parroquia de Romo o en pisos de particulares implicados en el proyecto, que se superaron con el motor y las energías que proporciona la ilusión y el compromiso de todos/as las/los implicados con nuestra lengua y nuestro país

Posteriormente la Ikastola se hizo en alquiler con un viejo caserón ubicado en la c/Gobela, frente al Colegio Madre del Divino Pastor (entonces Divina Pastora) que ya ha sido derribado y sustituido en la actualidad por un local de oficinas.

Somos muchos/as los/as que guardamos un magnífico recuerdo, mitificado por el tiempo probablemente, de nuestro paso por esta vieja vivienda ya desaparecida. De cómo corríamos por sus pasillos de madera, de sus escaleras crujientes y sonoras. De sus ventanales, de los padres/madres esperando a la salida con las meriendas, de su minúsculo patio en el que jugábamos al fútbol o a coger, de sus siempre misteriosas habitaciones abuhardilladas de los áticos, llenas de objetos polvorientos. Como no, de sus maisus y andereños, Juan Felix, Aintzine, Amaia, Arantza, Mari Nieves por citar algunos con los que aprendímos a aprender y de los que recibimos cariño y atención a raudales. De los aitas y amas con los que nos juntábamos en la Cervecera que durante años se habilitaba en verano en la misma Ikastola, en el viejo soportal anexo al patio, con mesas corridas, para sacar fondos para el centro ( cervecera esta curiosa donde las haya en la que los padres/madres e hijos/as respectivos ejercían de cocineros, camareros, limpiadores, contables, cobradores y a su vez de clientes). De las salidas en Santa Ageda con todos los niños/as cantando por todo el pueblo y con los aitas y amas para arriba y para abajo por todas las escaleras saquillo en mano también para hacerse con recursos para el centro. De las visitas de los inspectores de Educación al centro que provocaban la inesperada y siempre bien recibida incorporación a mi clase de mis primos de la Ikastola Altzaga de Leioa y de sus compañeros, a fin de completar el número de alumnos mínimo exigido por la legislación entonces vigente. De la traumática diáspora que sufríamos todos/as los/as alumnos/as de Gobela cuando en quinto de EGB teníamos que abandonar el centro para incorporarnos a la Ikastola de Algorta. De cuando todos los hermanos fuimos con Aita y Ama a quitar el letrero de “se vende” de las campas de Artaza adquiridas por la Ikastola para el nuevo edificio en el que teníamos volcadas todas nuestras ilusiones. De tantas y tantas experiencias y recuerdos impregnadas todas ellas de ilusión, ganas, energía, compañerismo y trabajo en común, que son los que siempre han hecho fuerte a este país, a sus gentes y a sus proyectos.

Sirva por tanto este recuerdo humilde y sincero de reconocimiento y de agradecimiento hacia todos/as los que participaron de esta maravillosa aventura y en especial hacia los aitas y amas que se embarcaron en la misma con las incertidumbres propias de quienes no sabían si la misma iba o no a tener un final feliz.

Agradecimiento también a Xabi Paya; su último bertso en el campeonato de Bizkaia de Bertsolaris, homenaje a su amatxu, fue el que me motivó a escribir estas líneas y a hacerlo además en castellano, todos/as sabemos porque.

Para finalizar alguien escribió alguna vez una frase que creo se ajusta plenamente a la peripecia vivida por todos ellos. Dice así:
“lo hicieron porque no sabían que era imposible”

7 comentarios:

Anónimo dijo...

como se me han refrecado los recuerdos con los detalles de las buhardillas de la ikas, con la cervecera en el soportal fronton de la ikastola, santa agueda, los niños y las familias que antiguamente eramos como una pequeña familia unida. Se quedo pequeña y estuvimos un año en la calle de las mercedes donde esta el mercado, en el último piso. La puesta de la primera piedra de la ikas en artaza,esperando hasta que se inuguro y curse 4ºOHO," la ikastola nueva", que recuerdos mas chulos y me quedo con todos esos niñ@s hoy adultos que estuvimos en ikas y que hoy dia tras años de diferentes caminos y siempre por ser de gobela ikastola al vernos, nos saludamos con un cariño especial, algo romántico por lo menos en mi, pero lo noto en muchos de los que fuimos y somos "gobelanos", como nos decian los de sanikolas en el insti.
Esker mila a todos los que hicieron posible lo imposible.
Bihotzez, Josu Armentia Seco

Anónimo dijo...

se me ha olvidado comentar que en nuestro primer ejemplar de la revista lokarria que se gestó ya en ikastola nueva, hubo un concurso de dibujo de los que eramos crios en aquel entonces, lo ganó Nerea Sáinz Amézaga y este se utilizó como logotipo par la ikastola y este aún perdura, lo comento por que en una visita reciente que hice a la ikas, habia irakasles que no sabian como nació la imagen de la ikas y así para que todos conozcais este pequeño detalle que todavía perdura.
Bihotzezko agurra.
JArmentia Seco

Anónimo dijo...

...y recuerdos a todos los de mi gela; jon ander zabala, asier garcia,andoni garcia, damian gómez,iñigo somokurtzio, xabier landa, kepa guerra, asier axpe, y las las ejemplares chicas, nagore bonilla,nerea aresti, matxalen lauzirika, mªjose martikorena,leire mardaraz, miren bego viana, itziar eguzkiza,izaskun zarragoitia, nerea urdiain, iratxe martin.
espero que os vaya guay a tod@s.
J.A.S.

Imanol Landa dijo...

kaixo Josu; unkigarria benetan zure komentarioa. Bat egiten dut zuk esandako guztiarekin. Nik ere zera uzte dut:agian egoera zaila zelako, agian denok, gurasoak, irakaslak eta ikasleak, helburu berberaren atzetik ibili ginelako, agian ez dakit zergaitik baina edozein kasutan ukaezina da, bertan giro berezi bat sortu zela eta ikastola horretatik pasa ginen guztiek giro horren oroimen zati bat daramagula bihotzean behin betirako. Agur bero bat Josu.

Anónimo dijo...

Verdaderamente el espirito de Gobela ikastola perdurará para siempre. Yo estoy deseando que el año que viene mi hijo siga la saga de la familia en la ikastola gobela. Besarkada bat zuentzat.
Iratxe Sainz Amezaga

andoni tudela dijo...

kaixo imanol:zure komentarioa irakurtzerakoan,emozionatu egin naiz,hainbeste gauzak etorri zaidalako burura...gure futboleko partiduak,patio txiki horretan(guretzako,sanmames-eko dimentsioa zuen),edon esku pilotako partidak,eta gero beti ibiltzen ginen teilatutik,katuak bezala,nola ez,gure "cervecera",denok lan egiten,amak,oillasko,eta entsaladak prestatzen,aitak,tabernako edariak prestatzen,eta guk jolasean,a zer nolako familia ginen,beti ikastolan sartuta,hori baizen gure etxea,agate deunaren eguna,goizetik hasten ginen abesten,eta gero arratsaldean,aitak ateratzen ziren abestera,zelako ahotsak,benetan zoragarriak,gero,gabean,agertzen zen furgoneta bat,bokata eta ardoarekin,denon artean banatzeko,gero,hurrengo egunean,hasten ziren,diruaren kontaketarekin.gogoratu ere bai,nola joaten ginen,denok batera errege koparen finaletara,bat,castellon-en kontra,eta hurrengoa,betis-en kontra.gero 4ª kurtsoa bukatu ezgero,algortako san nikolas ikastolara joan ginen,(gure trauma)

Anónimo dijo...

Puf! que recuerdos.He de reconocer que como exalumno de la ikastola gobelas no guardo un buen recuerdo...mas bien al contrario.
Entré cuando estaba en la calle gobelas de las arenas y despues cuando pasó a estar junto a gaztelueta.Siendo sinceros la calidad educativa brillaba por su ausencia.Las profesoras fumaban en clase,"dando clase".Era un puro desastre; nunca le estaré lo suficientemente agradecido a mi madre cuando me sacó de allí.Antieducativo al 100%.
Recurrir al sentimentalismo de las dificultades de aquella época, que si la transición,etc...no justifica montar un "chiringuito" con una paupérrima calidad educativa.Lamento enormemente haberlo padecido, y espero que estas "experiencias" no se repitan. Los experimentos con gaseosa,por favor.