2007-01-18

GIZATIAR con la Cooperación al Desarrollo

GIZATIAR, una de las asociaciones de mujeres más importante del municipio (cuenta con más de mil asociadas), ha organizado para este comienzo del año y entre sus múltiples actividades anuales, un ciclo de conferencias con la cooperación al desarrollo como tema de referencia. Invitado por la Asociación, el pasado jueves pude por tanto exponer en los locales del Aula de Cultura en Romo, ante unas cincuenta personas, la realidad de la labor desarrollada por el Ayuntamiento de Getxo en este materia a través del Área de Cooperación al Desarrollo.
La exposición resultó gratificante:
1º al comprobar que la convocatoria había tenido un éxito considerable de público, un público mayoritariamente femenino, prueba evidente de la buena labor desarrollada por una asociación que consigue implicar y despertar el interés de sus asociadas y de más gente, pues se trataba de una convocatoria de puertas abiertas
2º por el interés que percibí entre las asistentes a la hora de informarse por lo que hace en esta materia su Ayuntamiento
3º porque acto seguido expusieron igualmente, de la mano de la ONG getxoztarrra ZABALKETA, sus experiencias y opiniones dos chicas getxoztarras (Cristina y María) que habían estado seis meses en Bolivia en un proyecto de cooperación y lo hicieron además de forma amena y atractiva, con lo cual la jornada resultó redonda.

Destacar al respecto que, en el turno de ruegos y preguntas, dos personas del público asistente realizaron una mención expresa de reconocimiento a la figura del recientemente fallecido Humberto Cirarda, Alcalde de Getxo y persona que se caracterizó, entre otras muchas cualidades, por una extraordinaria sensibilidad hacia esta temática. De hecho fue él quien allá por el año 19994 comenzó a destinar recursos municipales para proyectos de cooperación, en especial vinculados con el pueblo Saharaui.

En definitiva mi enhorabuena para GIZATIAR en general, y en especial para su Junta Directiva con Ana al frente, por su iniciativa y ánimo para seguir adelante con su programa anual de actividades. El esfuerzo bien merece la pena y hay que apoyarlo, sin duda.