2008-06-19

Formación, trabajo y autoestima

80 eran las personas llamadas a recibir hoy en el Aula de Cultura de Villamonte, los diplomas acreditativos de los cursos de formación que el Ayuntamiento de Getxo ha llevado a cabo a través del Centro de Empleo y Desarrollo Económico-Behargintza durante el curso 2007-2008..

El Behargintza, en el ámbito de los servicios de empleo, esto es, aquéllos que tienen como finalidad el apoyo a las personas en búsqueda de empleo, ha desarrollado un total de ocho cursos de formación distintos, en los que han participado ochenta personas, de las cuales el 63% han sido mujeres.

Los perfiles profesionales para los cuales han sido capacitadas las personas participantes han sido muy diversos, encontrándose entre los mismos, “Conductor/a de autobús”, “Técnico/a de control de calidad en el metal”, “Administrativo/a”, “Técnico/a en Intervención psicosocial”…etc.

Esta variedad en los ámbitos formativos obedece, por un lado, a que desde el Centro de Empleo se intenta dar respuesta a las necesidades formativas de todas las personas en desempleo de Getxo, con lo que ello implica en cuanto a distintos niveles de estudios, especialidades formativas etc. y por otro lado, a que el plan formativo se establece anualmente en función de los contactos realizados con las empresas y en aquellos sectores con más posibilidades de inserción laboral.

En todas las acciones que realiza el Centro de Empleo se busca favorecer la inserción laboral de las personas con especiales dificultades de inserción laboral: mujeres, mayores de 40 años, perceptoras de ayudas sociales,..

De hecho, si bien los datos referentes a la inserción laboral de los cursos finalizados en el 2008 no están disponibles todavía, la experiencia de años anteriores nos indica que al menos el 50% de los/as alumnos/as reciben una oferta de trabajo de la propia empresa en la que realizan el período de prácticas y que, en torno al 72% de los/as alumnos/as encuentran trabajo en los seis meses posteriores a la finalización del curso.

Sin embargo y más allá de las frías cifras, me quedo con el testimonio que al terminar el acto de entrega de los citados diplomas me ha trasladado una de las personas participantes en los cursos de referencia. Se trata de una mujer que con emoción me contaba como después de 20 años sin trabajar fuera de casa, finalmente y gracias a su nueva formación derivada de su participación en uno de estos cursos, se ha hecho con un puesto de trabajo en un supermercado, ejerciendo de charcutera. Me comentaba el cambió para bien que esta incorporación al mundo laboral ha supuesto en su vida, su enriquecimiento personal mediante el conocimiento y contacto con nuevas personas y con nuevas experiencias, su nueva relación con su familia misma (maridos e hijos) derivada de su nueva situación y el aumento percibido en su autoestima a través de todo ello.

A veces un testimonio personal y directo sirve por mil estadísticas, este ha sido el caso.

Fotografía: Peru Urresti