2008-08-04

La “lealtad” del grupo popular de Getxo

El pasado 24 de julio se desarrolló el pleno ordinario correspondiente al mes de julio. El partido popular, fiel a sus principios, presentó una moción en la que solicitaba la adhesión del pleno del Ayuntamiento al denominado “Manifiesto por la lengua común”, iniciativa por todos conocida, sobre la que no me voy a extender ni un milímetro por no darle más publicidad de la que ya ha tenido.

La moción de referencia tuvo, sin embargo, la virtualidad de poner de manifiesto, entre otras, las siguientes cuestiones:

a) La soledad del grupo popular, que se quedó solo defendiendo las bondades del manifiesto, dado que, esta vez, ni siquiera el grupo socialista, les apoyó en su propuesta, siendo la misma rechazada con los votos en contra del EAJ-PNV, EB y PSE-EE.

b) La “lealtad” y “respeto” del grupo popular para con el socialista, contra el que cargo sin piedad en rueda de prensa posterior tildándoles de hipócritas, como calificativo más suave, lo cual pone claramente de manifiesto la realidad de este grupo que no duda en despreciar y poner a caldo a todo aquel que no se supedita absoluta y sumisamente a sus estrategias políticas, aún a pesar de los antecedentes que en este sentido existían en relación con el grupo socialista durante este primer año de legislatura.. No es la primera vez que este grupo, en boca de su portavoz la Sra. Arrúe, carga contra el grupo socialista en cuanto este último diverge lo más mínimo de sus planteamientos, llevando de nuevo a la práctica el viejo principio maniqueo de conmigo o contra mí. La cuestión es si el grupo socialista habrá tomado buena cuenta de esta realidad.

c) Por último la coherencia del partido popular que no duda en proponer, a través del manifiesto de referencia, entre otras medidas, la prohibición de la utilización exclusiva de las lenguas cooficiales en el paisaje lingüístico y sin embargo lleva a la práctica esa exclusividad en su propia campaña electoral (ver fotografía anexa, con doble klik), no con el castellano, ni con el catalán, el gallego o el euskera, sino... con el inglés, dando de esta forma ejemplo de coherencia y de sensibilidad, no para con la realidad plurilingüe del estado, sino con la lengua de Shakespeare, como no podía ser menos. Huelga por tanto la realización de más comentarios.

No hay comentarios: