2008-10-16

Jose Luis de Ugarte. Homenaje




Arrastsalde on denoi; lehenik eta behin ongi etorriak izan zaitezte guztiok getxoztar guztien den etxe honetara, eta benetan eskerrik asko gaur hemen, Jose Luis Ugarteri eskeintzen diogun homenaldi xume honetan gurekin egoteagaitik.

Buenas tardes a todos/as, además de darles la bienvenida a esta la casa de todos/as las getxoztarras, quisiera en primer lugar trasladar mi agradecimiento sincero por la presencia de todos ustedes en este sencillo acto de homenaje a la figura de José Luís de Ugarte.

Si ya de por si y debido a su dilatada e intensa trayectoria vital resulta difícil glosar la figura de José Luís, me permitirán uds. reconocer que esta dificultad se acentúa aun más, si cabe, si esta labor se realiza precisamente ante quienes mejor le han conocido, ante su familia, ante sus amistades, ante sus compañeros/as, ante su gente en definitiva.

No obstante, impactado todavía por la repercusión y la estela emotiva de su reciente fallecimiento, he considerado la necesidad de recoger el sentir de nuestros vecinos/as al impulsar un último acto de reconocimiento y despedida desde su pueblo natal a quien fuera nombrado hijo predilecto del municipio de Getxo en este mismo salón de plenos en el año 1995.

Tuve el honor de conocer personalmente a José Luís al coincidir con él en un almuerzo de los que habitualmente compartía con la tripulación del Orión en un viernes de hace ya bastantes años en Las Arenas. Tengo la suerte de compartir con él la amistad de varios de los integrantes de esta tripulación, así que, además de conocer a través de sus referencias de su condición de patrón duro y exigente, pude disfrutar con todos ellos de su faceta de buen conversador y mejor narrador de experiencias y vivencias personales.

Fui entonces consciente del acerbo y del patrimonio humano y personal que acumulaba José Luís, de su gran experiencia vital y de su particular visión de la vida, siempre vinculada a la mar y con Getxo, con Las Arenas más en concreto, como uno de sus referentes básicos, punto de inicio y de retorno obligado en su trayectoria vital, profesional y marítima.

Decía José Luís en una de sus muchas entrevistas al ser preguntado por ambas cuestiones lo siguiente “Mi afición por la mar, desde muy niño rayó la obsesión. Recuerdo que era aún muy pequeño cuando al alba corría hacia la playa con la esperanza de encontrar alguna embarcación que, aprovechando la marea, estuviera carenando. Yo quería estar allí para ayudar, o mejor dicho, estorbar- Después volvía a casa lleno de arena, escaramujo y oliendo a brea y a salitre de mar. Para mí el mejor perfume que existe es el del salitre”.

La vela fue su pasión, el viento su más fiel aliado. Amante de la naturaleza y de la pureza de un deporte que evoca a tiempos ancestrales, este getxotarra que ha pasado a la historia de la navegación en solitario con letras de oro, y que consiguió popularizar y extender entre nosotros la pasión por la mar, llevó el nombre de Getxo por todo el mundo y se emocionó cuando fue su pueblo natal el que en justa reciprocidad, no solo le nombró hijo predilecto, sino que le dedicó una calle en Las Arenas, aquella desde la que se divisa el Abra, aquella que más era utilizada por el propio José Luís, “de mi casa a la playa” decía en una entrevista.

Desde Las Arenas hasta los confines de los océanos, desde lo local a lo universal , José Luís de Ugarte se erige por tanto en fiel exponente de la misma naturaleza y forma de ser de un pueblo como el nuestro que, sin olvidar nunca sus raíces y su identidad, se abre al mundo, a sus gentes y a sus ideas a través de esa puerta abierta al exterior que constituye la mar que baña nuestras costas.

Esta misma mañana, a pie de pantalán, antes de tomar rumbo a la salida de la Vendée Globe me comentaba Unai Basurko orgulloso, que su barco el Pakea Bizkaia, llevaba la ikurrina deshilachada y zarandeada por los vientos de José Luís de Ugarte, es más me trasladaba la vieja expresión marinera que viene a decir aquello de “bandera deshilachada orgullo de patrón”.

Orgullo es el que he sentido en esos momentos como getxoztarra al escuchar las palabras de quien parte con el convencimiento de que cuenta para afrontar su nueva singladura con la presencia y ánimo del maestro.

Me van a permitir en este sentido que traiga, a colación algunas de las emotivas líneas escritas por el propio Unai Basurko en su articulo de despedida. “Dice la leyenda que todo buen marino al despedirse de nosotros se convierte en un espléndido albatros. Quien haya visto alguna vez la belleza y elegancia de este ave en vuelo jugando con el viento y el mar lo entenderá. Cuando en la próxima edición de la regata de la Vende Globe a bordo del Pakea Bizkaia vuelva a navegar por los cuarenta rugientes, sin duda vendrá a visitarme.”

Desde aquí por tanto, desde la sede solemne de la voluntad de nuestro pueblo de Getxo, nuestro reconocimiento, nuestra admiración y nuestro cariño desde siempre y para siempre a este getxoztarra universal.

Gure hizkuntza maitean, errespetatua, mireztua eta maitatua den pertsonari agurra adierazteko momentuan esaera berezia eta irmoa erabiltzen dugu:

“Agur eta ohore Jose Luis.”