2009-03-25

Declaración institucional sobre reconocimiento a las victimas del terrorismo del municipio

El reconocimiento moral, político y social de las victimas del terrorismo sigue siendo aún hoy una asignatura pendiente en el seno de la sociedad vasca. En efecto, tal y como señala el Plan de Paz y Convivencia aprobado por el Gobierno Vasco, el déficit de reconocimiento acumulado por las victimas del terrorismo durante todos estos años constituye una deuda histórica contraída por nuestro pueblo que es preciso saldar cuanto antes y con carácter prioritario.

En esta tarea ingente que nos incumbe a todos, el reconocimiento de las víctimas del terrorismo reserva, también, un protagonismo singular a los municipios vascos. Los Ayuntamientos son las instituciones más próximas a los ciudadanos e igualmente son las instituciones más cercanas a las víctimas que han sufrido el dolor provocado por la sinrazón de la violencia terrorista. Las víctimas del terrorismo, no hay que olvidarlo, han padecido no solo la pérdida de un ser querido sino el abandono, el desinterés y la desafección de sus propios vecinos y conciudadanos.

Así, cualquier iniciativa de desagravio o reconocimiento que se plantee desde las instituciones debe perseguir un doble objetivo: por un lado, restituir y devolver a las víctimas la dignidad y la estima social y política que nunca les debió ser arrebatada. En definitiva, restaurar su condición de ciudadanos. Y por otro lado, afirmar la dignidad moral y cívica de las instituciones en la deslegitimación de la violencia terrorista como método para la consecución de objetivos políticos.

Considerando todo lo anterior, este ayuntamiento ACUERDA por unanimidad la celebración de un ACTO DE RECONOCIMIENTO Y HOMENAJE en memoria de las victimas del terrorismo asesinadas en GETXO. Un sentido homenaje que consistirá en la ejecución de un elemento ornamental en memoria y recuerdo de las mismas, a instalar en un lugar emblemático y público del municipio.

Asimismo, este ayuntamiento, con el mismo propósito de preservar la memoria y el recuerdo de los asesinados por la barbarie terrorista, conferirá a esta iniciativa un carácter anual, en la forma y modo que convenga en cada momento, pero dejando, eso sí, patente el empeño de esta institución por promover actos que testimonien el reconocimiento de esta ciudad por las personas a las que el terrorismo arrebato sus vidas en nuestra ciudad / localidad.

Por último, este ayuntamiento acuerda, también, hacer un llamamiento a todos sus conciudadanos y entidades sociales para que con su presencia, participen en todos los actos convocados. La solidaridad activa de todos nosotros para con las víctimas es, sin duda, el mejor servicio que podemos prestar en atención al dolor y al abandono que padecieron. El recuerdo de su tragedia nos recuerda la violencia ejercida contra nuestro pueblo y no olvidarlo es la mejor manera de construir la nueva promesa de un futuro en libertad para nosotros y nuestro hijo/as.