2009-04-02

Homenaje y agradecimiento a las Hijas de la Caridad



Hoy es un día en el que uno se siente especialmente satisfecho de ostentar, en su condición de Alcalde, la representación de los y las getxoztarras y por tanto de ejercer de alguna manera de mensajero de una sociedad que quiere hoy trasladar a través de este sencillo acto, su reconocimiento, su homenaje y su agradecimiento a las Hijas de la Caridad.

Una Comunidad de Hermanas con un fuerte arraigo en nuestro municipio derivado de la magnífica labor social desarrollada en Getxo desde 1880.

Más de un siglo de dedicación a los demás expresada en labores diversas, como la docente desarrollada a través del Colegio Purísima Concepción, o popularmente denominado “Colegio del Puerto”, con una larga trayectoria de casi un siglo en nuestro municipio,..o la cesión de locales a nuestro tejido asociativo para el desarrollo de sus actividades.. o la atención directa a los más necesitados a través de la prestación de servicios como el comedor social.

De todo ello tuve conocimiento directo y personal en la visita que cursamos recientemente, diciembre del año pasado, a las instalaciones que las hermanas gestionan en el Puerto Viejo de Algorta.

De la mano de Sor. Estela pude conocer de primera mano la realidad una labor volcada al servicio de los demás que tiene su máxima expresión en la atención a las personas más necesitadas, a personas que por razones diversas se ven avocadas en muchos casos a un riesgo cierto de exclusión social, personas que encuentran, a través de la labor desarrollada por las hermanas, cobijo, alimento, aseo personal y sobre todo esperanza y apoyo anímico para superar su difícil situación.

Y todo ello desarrollado desde el compromiso de servicio a los demás, desde la vocación religiosa, desde la satisfacción de quien percibe el agradecimiento de aquellos a quienes se atiende, y sobre todo desde una gestión bien organizada y mejor ejecutada.

Decía San Vicente de Paúl, fundador de las Hijas de la Caridad, en una de sus frases más representativas que “los pobres son nuestros amos y señores”.

Es en esta vocación de servicio a los más desfavorecidos, expresada en esta frase, en la labor de integración social de aquellos/as vecinos que se encuentran en situaciones de exclusión social, en la que coincidimos plenamente desde el Ayuntamiento y con la que trabajamos en colaboración con las propias hermanas a través de nuestros servicios sociales.

Un trabajo en común que va a ser reforzado de forma importante mediante la firma del correspondiente Convenio de colaboración que va a posibilitar mejorar en lo posible esta atención y este servicio, en tiempos de dificultades económicas, como los que vivimos, en los que la necesidad de su prestación se acentúa especialmente.

En todo caso, quiero acabar mis palabras reiterando, en nombre de la sociedad getxoztarra, mi agradecimiento y mi reconocimiento por esta gran labor social y a través de ella por su compromiso claro e inequívoco con nuestro municipio y con nuestros vecinos/as.

Eskerrik asko bihotz bihotzez.


Descarga del fichero de audio en formato MP3 con mis declaraciones.

1 comentario:

Paul dijo...

Zorionak a todas "las monjas del Puerto". Creo que era un homenaje necsario porque son toda una institución en Algorta. Seguro que a Sor Coro y compañía les ha hecho mucha ilusión.