2009-08-03

Valoración política sobre esta segunda sentencia favorable del TSJPV

1º. Satisfacción doble en tanto el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco confirma por segunda vez, tanto el criterio jurídico defendido siempre por este Alcalde junto con los servicios jurídicos del Ayuntamiento, como la realidad de que este Alcalde no ha vulnerado derecho alguno de los concejales de la corporación.

2º. La Sentencia traslada mediante sus argumentaciones jurídicas un planteamiento que es el que siempre he defendido: la oposición esta para supervisar y fiscalizar la gestión del gobierno, y el gobierno para gestionar y ejecutar los recursos municipales, mediante el impulso de los expedientes que desembocan en acuerdos ejecutivos. Sin contar con la voluntad del gobierno es muy difícil adoptar desde el pleno acuerdos ejecutivos y vinculantes.

Por tanto la oposición no puede pretender gobernar desde el pleno, como se intentó al comienzo de esta legislatura, imponiendo sin acuerdo ni diálogo previo con el gobierno, una reforma fiscal absolútamente irresponsable que descalabraba las cuentas municipales y que, de haberse ejecutado, hubiese condicionado de forma determinante la actual capacidad del Ayuntamiento para hacer frente a la situación económica extraordinaria en la que estamos inmersos.

3º. El único camino para avanzar en propuestas concretas y ejecutivas es el del acuerdo con el gobierno municipal. Así se comprobó en el acuerdo PNV-PSE que dio lugar a la reducción de la tasa de basura en un 30% para los vecinos y en un 35% para los comerciantes y empresas del municipio, acuerdo plenario y ejecutivo ya en vigor.

De hecho, a pesar de ser recurrida, la Sentencia del Juzgado se ejecutó en virtud de este acuerdo sobre tasas PNV-PSE (integrado en el acuerdo presupuestario), que supuso la desestimación en Comisión Informativa de Hacienda de la propuesta de tasas e impuestos del PP y el PSE, y la aprobación de la acordada entre PNV y PSE.

El acuerdo con el equipo de gobierno es por tanto el único camino para avanzar en la adopción de decisiones estratégicas. Así lo ha entendido el PSE-EE, en lo que ha sido el inicio de un nuevo tiempo de diálogo y acuerdos que esperamos continúe a lo largo de la legislatura.

4º. El Partido Popular sin embargo debe asumir de una vez su condición de oposición y trabajar como tal en positivo sin poner palos en la rueda de la gestión municipal, como hacen de forma reiterada, con la sola voluntad de torpedear al equipo de gobierno, poniendo obstáculos de esta forma al desarrollo del municipio, hoy más necesario que nunca en razón de la crisis global en la que estamos sumergidos.