2010-07-24

De bodas

Escribo estas líneas cuando acabo de finalizar la celebración de la última de las cuatro bodas que hoy sábado he oficiado en la Casa Consistorial.

Las bodas siempre son gratificantes en tanto participas de un día especial, presidido por la alegría, la ilusión y los planes de futuro de la pareja contrayente y de su entorno más cercano, aunque también y precisamente por ello, te trasladan la responsabilidad de estar a la altura de las circunstancias en un ámbito, como es el de la apelación a los sentimientos tan a flor de piel en un día tan especial, en el que no nos prodigamos en exceso en el resto de nuestras tareas como ediles, aún a pesar de que la ceremonia esta bien estructurada y ordenada.

Tal vez por ello, antes de entrar en el salón de plenos que suele estar lleno de familiares y amigos de los contrayentes, y de dar por tanto comienzo a la ceremonia, siempre me entra el gusanillo de inquietud en el estómago que sentía también en mis tiempos de letrado antes de entrar a las vistas. Y cuando digo siempre, es siempre, porque por muchas ceremonias que oficio, nunca acabo de acostumbrarme. Y menos aún cuando los contrayentes son personas cercanas a ti que te han pedido que les cases. Es entonces, cuando mejor quieres hacerlo, cuando peor te sale.

En fin, seguiremos con el gusanillo de los sábados. De hecho, creo que malo será el día en el que no lo sienta, porque en definitiva es él que te mantiene alerta y presto para abordar situaciones como esta.

En todo caso, por hoy ya hemos terminado y la safisfacción y relajo por el deber cumplido me anima a disfrutar del sábado tarde tan maravilloso que hoy tenemos en Getxo, a la espera del intenso día de paellas de mañana.

Ondo izan, eta gozatu asteburuarekin!

6 comentarios:

Excompañero Harto dijo...

¡Qué bonito lo de las bodas, Imanol!, precioso, en tu estilo, al final no me acaba de quedar claro si te dieron suficientes palos en la ikastola o se quedaron cortos, para mi que siempre has sido un lobo con piel de coderito y claro eso se huele, no hay mas que ver como las gastas, ¡deja de jugar con los puestos de trabajo ajenos!.

Pasárselo.

Aitor.

Guiller dijo...

Mas que hartos estamos ya de tanto troll que no aporta absolutamente nada...

Edu Zaba dijo...

A mi me gustaría que me case la chica de la tienda movistar, o mejor si se casa ella conmigo. Imanol, ayuda a tus vecinos creando una agencia matrimonial del udala, que en getxo lo tenemos cada vez mas dificil para conocernos.

Anónimo dijo...

Los de las inundaciones y los de las antenas se han levantado de tus mesitas que no sirven para nada, mas que para limpiarte la imagen ante la opinión pública, todo lo que haces ha sido inoperante, cabrear al pueblo es muy malo, solo con publicidad (Getxoberri) no se arreglan los problemas.

Anónimo dijo...

Me aterra pensar en una boda, en el salón de plenos del Ayuntamiento, oficiada por Marisa Arrúe....

de algorta dijo...

"Los de las inundaciones y los de las antenas se han levantado de tus mesitas que no sirven para nada"

Ya el problema puede venir y ser algo parecido a lo de aldapas, los de las inundaciones, desgraciadamente deberan esperar las acciones de URA, acepto que igual se arranco tarde, pero estoy convencido de que las gestiones de Imanol adelantaran todo lo posible la obra, se nota que estan por solucionarlo, otros estan mas por gestionar los muros de las trincheras.
De los de las antenas, que decir, que seguro que la mayoria utiliza movil. Me gustaria conocer en cuantas comunidades de propietarios han estado para explicar que no se debe poner antena.