2010-12-12

Con la Directora General de la UNESCO y la Delegada del Frente Polisario en Euskadi, o como vivir un fin de semana solidario e intenso



Sabido es que, habitualmente, la jornada laboral del Alcalde no finaliza los viernes, sino que se prolonga durante el fin de semana con la multitud de actos y acontecimientos de diversa índole que surgen desde la propia actividad institucional o bien desde el amplio y rico tejido asociativo de Getxo. Este fin de semana no ha sido por tanto una excepción.
Así, el sábado nos levantamos pronto para recibir a las 8:45 de la mañana a Irina Bukova, Directora General de la UNESCO que, con su delegación y después de protagonizar el viernes en la Casa Consistorial del Ayuntamiento de Bilbao la entrega de los premios anuales de la citada entidad, quisieron visitar nuestro Puente de Bizkaia, declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2006 por la misma institución.
Me consta, que en esta visita mucho ha tenido que ver la gente de UNESCO ETXEA, siempre dispuesta a aportar su eficiente trabajo en favor de la promoción e impulso de los objetivos y valores de la UNESCO desde esta nuestra realidad vasca y con una visión siempre abierta al mundo.
Gracias a ellos/as pude por tanto trasladar a esta personalidad de carácter internacional, nuestra propia visión de todo lo que ha supuesto y supone el Puente para Bizkaia en general y para Getxo en particular, desde el carácter representativo que el mismo ostenta en relación con el origen del desarrollo industrial de nuestro país, hasta su actual configuración como recurso turístico de primer orden para la atracción de visitantes, siguiendo la estela del Guggenheim. Todo ello además desde las espectaculares panorámicas de la pasarela superior del Puente, a 47m. de altura y, eso si, bajo un frío intenso que, no obstante, no impidió a la Directora y a su equipo seguir con atención todas las explicaciones trasladadas tambíén y de forma magistral por José Antonio Dolara.
En todo caso, le invité a visitar Getxo y el puente en verano, para disfrutar de todo lo que Getxo ofrece, que es mucho, en las mejores condiciones climáticas.
Terminada la visita, y después de cumplir con las obligaciones propias de todo aita con vástagos deportistas, esto es, llevarlos y asistir a la competición, a las 12h. me acerqué a la carpa de la estación de Areeta a compartir el mensaje solidario que para con el pueblo Saharaui, traslada todos los años la gente de Getxo Pro Sáhara ATFAL, en el contexto del Getxotik-Mundura, con la organización del día de Sáhara.
Este año he percibido, sin embargo, un ambiente diferente, condicionado por la indignación derivada de las actuaciones violentas protagonizadas recientemente por Marruecos en los territorios ocupados. Asistí por tanto a la concentración convocada ese mediodía, en la que escuché la fuerza e intensidad con la que gritaban lemas de denuncia contra la actuación de Marruecos, Zapatero y España.
En todo caso, lo más interesante sin duda, fue la conversación que mantuve con la Delegada del Frente Polisario en Euskadi, que me trasladó de primera mano, la difícil situación en la que se encuentra una autoridad saharaui que escucha como, sobre todo los jóvenes, cansados de más de 30 de años de inútil espera, le piden abordar directamente el problema mediante el enfrentamiento militar con Marruecos. No temen a la guerra, me dijo, y están preparados para ello, pero al mismo tiempo son plenamente conscientes, porque ya han vivido la experiencia bélica y sus consecuencias en el pasado, de la tremenda responsabilidad que supone mandar a un pueblo al enfrentamiento militar, desde la seguridad de sus terribles consecuencias: muertos, viudas/os, huérfanos, heridos con secuelas para siempre, etc, etc.
Sentí en sus palabras la preocupación de quien tiene que tomar decisiones con semejante responsabilidad, y no pude sino valbucear un mensaje de ánimo y apoyo desde la realidad de una Euskadi que siente y comprende la situación de un pueblo que lucha por su supervivencia frente a tanto interés espúreo, en una comunidad internacional que, junto a las antiguas potencias coloniales, se lava las manos ante tanto sufrimiento e injusticia.
Me acordé también de nuestra propia experiencia histórica reciente, de la terrible responsabilidad de aquella generación de dirigentes liderados por el Lehendakari Agirre que tuvieron que afrontar en condiciones extremas una guerra iniciada también por un dictador, en la que también sufrimos el abandono de una comunidad internacional que, con el tiempo, llegó a bendecir al régimen fascista de Franco. Y es que los pueblos pequeños y sin estado, tenemos todas las de perder ante encrucijadas históricas como las descritas. En palabras de Imaz; David solo ganó una vez en la historia a Goliath. Por eso debemos saber actuar con inteligencia y con responsabilidad, frente a quienes son más fuertes y disponen de más medios. Qué fácil es no obstante, hablar y que difícil actuar y decidir.
En fin, después de esta intensa experiencia del sábado, esta misma mañana del domingo he vuelto a la carpa de la plaza de la estación de nuevo, esta vez para saludar y encontrarme con las ONGs, que han expuesto su trabajo en la Feria de la Cooperación que organizamos todos los años en el Getxotik-Mundura. De esta forma, he compartido pareceres con Jaime de Zabalketa y sus proyectos en una Colombia anegada por las aguas en este momento, con Julio de ECCA Romo que amplía sus infraestructuras en Africa con nuevas instalaciones para la atención de enfermos psíquicos, con la gente de ATFAL de nuevo y con la de UNESCO ETXEA que ha desplegado una magnífica exposición sobre el cambio climático en la carpa que podremos observar de nuevo en el polideportivo Gobela. Y es que hay mucha gente, buena gente además, eficiente y con ganas, trabajando en la solidaridad internacional desde aquí, desde Getxo también.
Como colofón a todo ello y según volvía a casa, después de asistir en el frontón de Andra Mari, al magnífico torneo de pelota organizado por Jokin y su gente, me he encontrado de pronto abordado en la c/Santa Ana, por una amable señora que, tras reconocerme, me ha invitado a visitar el mercadillo que una orden religiosa (perdón por no acordarme de su denominación) ha abierto en la c/Novia Salcedo, para recaudar fondos con el objeto de financiar un proyecto solidario de atención a personas con problemas psíquicos que desarrollan en Arangoiti.
Encantado con la invitación, he entrado en la vivienda unifamiliar en cuyos bajos han habilitado el mercadillo y he posado gustoso con quienes impulsan esta buena labor, tras conocer de sus experiencias. Además he comprado algún adorno para el árbol de navidad que me he comprometido antes mis hijas/o a poner el próximo fin de semana, en el que espero disponer de más tiempo para la familia.
En fin, una feliz coincidencia en un fin de semana lleno de solidaridad....y de trabajo.



Compartir