2012-01-20

Centros escolares de Getxo: 17.000€ en subvenciones a Proyectos de Educación Ambiental

Esta semana hemos otorgado mediante la correspondiente resolución administrativa una partida de subvenciones por un valor que asciende a los 17.000€ a una decena de centros escolares de Getxo para dar continuidad e impulsar Proyectos de Educación Ambiental durante el curso 2.011-2.012.

Los proyectos medioambientales a desarrollar por dichos centros contemplan actividades diversas relacionadas en su mayoría con el desarrollo de la Agenda XXI Escolar, que el presente curso versa sobre el cambio climático y la alimentación. La Agenda 21 Escolar, se desarrolla como parte de la Agenda Local del municipio y se resume en el compromiso que adopta la comunidad educativa para trabajar por la calidad y sostenibilidad del centro y de su entorno. Sus tres ejes principales son: innovación del currículo, gestión sostenible del centro y del entorno, y participación de la comunidad. “La Agenda 21 Escolar permite al alumnado analizar y comprender la problemática medioambiental de su entorno y prepararse para el ejercicio ciudadano responsable en pro de una sociedad más justa y ecológicamente sostenible”, recuerda la concejala de Medio Ambiente, Keltse Eiguren. En este proyecto participan desde hace años tanto el profesorado y el alumnado como el personal no docente y, por supuesto, las familias.

Las actividades que proponen los centros en sus proyectos son variadas y concretas: desde la colocación de papeleras en el centro para materiales de reciclaje, la instalación y mantenimiento de aparcabicis, talleres, excursiones, huertos y jardineras hasta concursos fotográficos y representaciones teatrales, entre otras.

Experiencias


En concreto, el Instituto Fadura, que percibirá una subvención de 4.500€, llevará a cabo, entre otras cuestiones, acciones como la reposición y mantenimiento de todas las plantas y la identificación de los árboles y arbustos existentes en el centro. Organizará talleres y charlas de botánica y agricultura ecológica; un concurso y una exposición fotográfica; y la construcción de una pirámide para insectos.

El Instituto Aixerrota, que percibirá otros 4.500€, destinará la subvención municipal a acciones novedosas como un taller de energías renovables, una campaña de recogida selectiva y a la instalación, diseño y mantenimiento de aparcabicis en el Instituto.

Ikastola Geroa y el colegio Santísima Trinidad recibirán 1.300€ cada uno. La Ikastola, que lleva trabajando muchos años con un programa ambiental, ha solicitado la ayuda para el mantenimiento del huerto y de las jardineras existentes en el centro, así como para distinto material de fomento del reciclaje. La Santísima Trinidad, por su parte, ha introducido en el colegio el proyecto Acqua, y de cara a los más pequeños realizará huertos con envases y distintos talleres.

A los colegios Zubilleta y Larrañazubi y al Instituto Julio Caro Baroja se les ha concedido una ayuda de 1.000€ cada uno. Zubilleta destinará el dinero al estudio de la alimentación y la biodiversidad, a trabajar con los residuos, adquirir papeleras y organizar una actividad teatral. Larrañazubi ha solicitado dicha cantidad para cubrir los costes del huerto y la elaboración de un taller. Ha presentado, así mismo, un nuevo proyecto dirigido a las y los niños para trabajar el uso de envoltorios reutilizables. Julio Caro Baroja se valdrá de la ayuda para consolidar la recogida selectiva en el instituto, así como para adquirir material fungible y sufragar los gastos de la fiesta ambiental de final de curso.

Por otro lado, la Ikastola San Nikolas recibirá 842€ que destinará a los proyectos sobre la biodiversidad que lleva a cabo durante todo el año dentro de la Agenda Escolar 21 y Acqua.

Por último, los centros Juan Bautista Zabala y Azkorri dispondrán de una ayuda de 800€ cada uno. Los de Zabala utilizarán el dinero para mejorar el “txoko verde” y para adquirir material diverso; los de Azkorri para aumentar el número de papeleras de reciclaje existentes en el centro.

A la hora de otorgar las citadas ayudas, el Ayuntamiento valora, principalmente, que el centro escolar solicitante de la ayuda participe en el programa Agenda 21 Escolar; el nivel de desarrollo, calidad y viabilidad del proyecto; que éste origine un beneficio medioambiental en el centro o incida en la mejora ambiental del municipio; su carácter innovador, originalidad y nivel participativo; y su rentabilidad educativa.