2012-02-13

Getxo-Gorrondatxe entre las 61 referencias mundiales para el estudio de la historia geológica de la tierra






Efectivamente, son 61 los lugares del mundo que han sido distinguidos con el "Clavo de Oro" por la Unión Internacional de Ciencias Geológicas, con el fin de poner en conocimiento de la comunidad científica internacional que en este ámbito desarrolla su actividad, cuales son las referencias fundamentales a la hora de estudiar sobre el terreno las características de las distintas épocas geológicas de la tierra.

Y entre los 61, nuestra playa de Gorrondatxe en Getxo, que de esta forma se une a los dos clavos de oro de los que hasta ahora teníamos en Euskadi y que estaban situados en Zumaia, Gipuzkoa.

No se trata de un mero descubrimiento, sino que estamos ante el final feliz de un largo camino de más de diez años de trabajo constante y buen hacer profesional, por parte del grupo de investigadores de la UPV-EHU, liderados por el Catedrático de Ciencia y Tecnología, Xabier Orue-Etxebarria que ya en el año 1977 realizó sus primeros acercamientos a la zona y se apercibió de las magníficas características del estrato de Gorrondatxe para ser reconocido como referencia fundamental para el estudio del periodo luteciense.

Todo este trabajo desembocó, como se explica en los vídeos que os dejo en este post, en el work shop que la Comisión técnica correspondiente de la UICG celebró en Getxo en el año 2009 y en el reconocimiento final que en abril del 2011 confirió la citada entidad internacional a Gorrondatxe con el denominado "Clavo de Oro" en detrimento de París.

No es de extrañar por tanto la plena satisfacción, la emoción y la alegría que ayer desprendían todos y cada uno de los integrantes del equipo de Xabier, empezando por él mismo.

Y es que pocas veces he visto tanta ilusión y tanta pasión por una materia como la manifestada por Xabier Orue-Etxebarria y Estivaliz Apellaniz, cuando en las diferentes reuniones que he tenido con ambos, me han explicado el objeto de su trabajo, las lecturas que de los estratos (simples rocas para los profanos como yo) extraen sobre las características de las diferentes épocas geológicas de la tierra, su aplicación y necesidad de difusión para el conocimiento y educación de nuestros escolares, o la trascendencia del reconocimiento obtenido.

En ambos he percibido además y con claridad un plus de satisfacción que va más allá de su pasión por la geología, que ya es mucha, y es que ambos son conscientes de su aportación, desde su buen hacer profesional, al prestigio de nuestra tierra en el contexto de la comunidad científica internacional en el que desarrollan su labor.

Algunos lo llaman compromiso con el país, otros amor a su tierra. Me es indiferente la denominación. Lo importante es que son personas como ellos/as, tenaces, constantes, comprometidos con su trabajo y buenos profesionales los que han labrado en la historia el buen nombre y el prestigio de nuestro país.

Ayer, ante el mismo panel informativo que descubrimos en el camino de acceso a la playa, decía el rector Iñaki Goirizelaya que ayer era un día para estar y sentírse orgullosos de la UPV-EHU. Comparto sin duda su apreciación. Yo tambíen me sentí ayer orgulloso de nuestra universidad y de nuestra gente. Y además de orgulloso encantado de compartir con todos ellos/as la satisfacción y la alegría por el trabajo bien hecho.

Zorionak bihotz-bihotzez eta eskerrik asko Getxotik eta getxoztarren aldetik!



Más información: La playa de Gorrondatxe-Azkorri luce ya el “Clavo de Oro”, distintivo que le acredita como el referente oficial mundial del estratotipo del período Luteciense