2013-04-22

La Romo Kultur Etxea por Koldo Iturbe, concejal de cultura



Os dejo la entrevista que la semana pasada DEIA realizó a Koldo Iturbe, concejal de cultura del Ayuntamiento de Getxo sobre la Romo Kultur Etxea, por su evidente interés.


DEIA

Marta Hernández - Lunes, 15 de Abril de 2013

La pasada semana comenzaron las obras de la futura casa de cultura de Getxo; "va a ser un faro", ilustra el concejal Koldo Iturbe, que asegura que tanto la inversión económica en este proyecto como la del Antzokia son asumibles para las arcas municipales

Getxo está sumergido en dos proyectos de gran calado: la kultur etxea de Romo y el Getxo Antzokia. El concejal de Cultura, Koldo Iturbe, defiende que estas infraestructuras son las que la localidad necesita y que el Ayuntamiento puede hacer frente a sus costes sin problemas.

¿Qué supondrán la nueva kultur etxea de Romo y el Getxo Antzokia para el municipio?

En principio, estos dos proyectos son ilusionantes. Hasta ahora tenemos unas infraestructuras en el municipio que no son dignas para el programa y el proyecto cultural que tenemos en marcha. Cuando se creó el aula de cultura de Getxo fue pionera en muchos ámbitos, pero teníamos unas estructuras impresentables en cierto modo, que eran el antiguo Getxo Antzokia, es decir, lo que era el Gran Cinema, y las escuelas de Santa Eugenia de Romo. Eran espacios que de ninguna manera cubrían las expectativas que tenía el programa cultural de Getxo. Después de una reflexión seria pensamos que era necesario tener las infraestructuras que se merecía Getxo. Además, estos dos nuevos proyectos nos van a dar la posibilidad de hacer cosas que no podíamos hacer hasta ahora. En Getxo nunca ha habido óperas, se han hecho muy pocas zarzuelas, va a haber locales de ensayos para jóvenes, salas especiales para corales y grupos de baile…

Las previsiones del Ayuntamiento sobre los usuarios de la futura kultur etxea de Romo hablan de unas 250.000 personas al año. ¿En qué se basa ese cálculo?


Hace dos años pusimos en marcha la idea de poner unos contadores en las aulas de cultura. Tenemos en las entradas unos contadores que van enumerando la gente que entra. Con esos datos y con los de asistencias a eventos, en la zona de Romo y Las Arenas nos salían 250.000 personas. Son números basados en lo que hemos hecho hasta ahora, por lo tanto, las cosas nuevas nos traerán más gente.

¿Las dimensiones y características de estos dos edificios van acordes con las necesidades de Getxo?


Un arquitecto no se levanta un día y dice: "Vamos a hacer un Getxo Antzokia así o una kultur etxea de esta manera". Detrás hay un trabajo serio. El aula de cultura es una estructura que lleva trabajando muchos años y sabe perfectamente lo que necesita Getxo. Ellos nos hacen una propuesta a nosotros. No somos ni los políticos, ni los arquitectos los que decidimos lo que nos hace falta. Ellos nos dicen: "Hay tales necesidades porque hay tales usos de los locales". Hasta ahora la mayor parte de la actividad cultural se realizaba en la calle, en carpas. Y esto, en gran proporción, va a ir al Getxo Antzokia. La actividad asociativa del municipio se realizaba en las escuelas de Santa Eugenia y va a ir a la kultur etxea, donde va a estar también la nagusien etxea, el euskaltegi, un gazteleku… Porque, por otro lado, hay que optimizar recursos. Tener varios edificios albergando distintas actividades supone un gasto municipal.

¿El coste de estos dos proyectos acarrea problemas para la economía del Ayuntamiento?

Getxo no es un Ayuntamiento que esté sumido en una hecatombe económica. Estamos bien sustentados. No hay problemas económicos presupuestariamente y esta es una inversión que se hace durante años. También hay que tener en cuenta que muchos de los gastos que tenemos hoy en día los vamos a evitar cuando tengamos estas dos infraestructuras. Las carpas nos están ahogando en muchos sentidos el presupuesto del aula de cultura. Pero, eso sí, se van a seguir manteniendo actividades en la calle. Detrás de estos proyectos hay un estudio económico serio y riguroso. Getxo no tiene por qué hipotecarse en una crisis económica como esta, podemos hacer frente a estas construcciones. Además, no me gusta que la gente identifique el gasto en cultura solo con la inversión que se hace en un edificio. Invertir en estos edificios, es invertir en cultura, en valores, en educación, es fomentar la interculturalidad, el respeto por los demás… Esa inversión sí que no tiene un coste.

Algunos vecinos de Romo no aceptan las características de la kultur etxea.

Nosotros tenemos que defender el interés general del municipio. Hemos hablado con la asociación de vecinos de Romo, la última reunión la tuvimos el mes pasado. Se ha abierto una vía de diálogo para recoger sus inquietudes. No referentes al proyecto básico, que está ya en marcha, pero sí atendiendo en la medida de lo posible a lo que nos comentan. Yo creo que la Romo Kultur Etxea va a ser un faro y hasta los que se quejan ahora van a valorarla muy positivamente.

Los grupos políticos de la oposición tampoco defienden estos proyectos.

Algunos no tienen proyecto cultural para Getxo y se limitan a hablar de la caja, y cuando dices: "¡Pero vamos a hablar de lo que hay dentro!". Dime tú qué no te gusta de lo que albergará. Si quieres hablar solo del hormigón me parece un debate muy frío, muy poco válido. El PP se ha subido al carro de las quejas, porque al principio de estos dos proyecto, los apoyaba. Luego, cuando empieza a ver que hay quejas vecinales, se sube a ese carro, lo que pone en evidencia que no tiene un proyecto propio. En el caso de Bildu, su crítica va en el sentido de la participación.