2014-09-21

Gaur, gudariei omenaldia Elgoibarren

Goazen gudari danok

El monte Zirardamendi fue escenario de una sangrienta lucha cuerpo a cuerpo en Septiembre de 1936. El 25 de Septiembre, al menos, 13 gudaris voluntarios del batallón “Arana Goiri I” perdieron la vida en su bautismo de fuego en enfrentamientos contra requetés, falangistas y regulares. El sacrificio de gudaris y milicianos permitió frenar la ofensiva de las tropas del General Mola que tenía previsto conquistar Bizkaia en menos de una semana.

Cual efecto “ala de mariposa”, estabilizar el frente en la línea Markina-Urkaregi-Elgeta posibilitó la constitución en Gernika del primer Gobierno de la historia de Euskadi con el Lehendakari Agirre al frente tras la aprobación en las Cortes republicanas del Estatuto de Autonomía. Estabilizado el frente, las autoridades franquistas ordenaron a los vecinos de los cercanos caseríos enterrar en varias fosas comunes a los gudaris que habían quedado en la línea de batalla.

Sus compañeros no olvidaron nunca a los gudaris fallecidos. En 1952 instalaron en el hayedo de Zirardamendi, junto a dos de las fosas, un sencillo monumento de piedra con una pequeña cruz para recordar a los voluntarios muertos en aquella batalla. Nunca faltaron flores durante el largo franquismo en aquel túmulo, que todavía hoy se conserva.

En 1982, con la ayuda de Victoriano Agote, hijo de uno de los baserritarras que les enterró en 1936, fueron localizados y exhumados seis cuerpos en las fosas del hayedo y trasladados al cementerio de Derio. En 2012, por iniciativa de “Elgoibar 1936” y el impulso del Gobierno Vasco, la Sociedad de Ciencias Aranzadi exhumó una tercera fosa en la que aparecieron cuatro individuos jóvenes. Los cuatro gudaris presentaban pruebas de tiros en la nuca. Vecinos de los baserris de Zirarda recuerdan cómo vieron a un sargento de requetés rematar de un tiro en la nuca a un joven gudari malherido.

Tras realizar pruebas de ADN con varias familias de gudaris desaparecidos en el frente de Elgeta-Elgoibar, fueron identificados los cuerpos de Sabin Atutxa Olabarri, un joven de 19 años de Getxo, y de Eusebio Gaubeka Guibelondo, leioatarra de 20 años, voluntarios de la compañía “Garaizabal”. Todavía quedan en la zona fosas por localizar, restos humanos sin identificar y gudaris desaparecidos.

Espainiako Gerra Zibilean borrokatu zuten gudariei buruzko dokumentala estreinatuko du, igandean, 21:30ean, ETB1ek.