2014-11-10

En el homenaje anual que Getxo rinde a todas las víctimas del terrorismo






Esta mañana, cuando guardábamos un minuto de silencio junto a la escultura "Guztien Etxea" erigida en Getxo en homenaje y recuerdo a todas las víctimas del terrorismo, me ha venido a la cabeza aquel 10 de julio del 2010, en el que compartimos ante la misma el primer acto de recuerdo y homenaje tributado a las víctimas con gran parte de sus familiares y allegados.

Un día lleno de sentimiento y de emoción en el que asumimos el compromiso de traer al presente de cada año, la realidad de la memoria de quienes en nuestro pueblo fueron objeto de la sinrazón, de la barbarie y de la deshumanización más absoluta que supuso la violencia terrorista en su expresión máxima, el asesinato.

Gracias a Dios, hoy es el día en el que la pesadilla terrorista queda cada vez más lejana en el tiempo, pero no por ello dejamos de recordar y de cumplir con nuestro compromiso.

El reto del presente se sitúa por tanto en consolidar definitivamente la paz y en articular las fórmulas y medidas necesarias para garantizar que esta pesadilla no se produzca nunca más y que tod@s podamos por tanto convivir en nuestro pueblo en paz y convivencia.

Queda por tanto mucho por hacer.