2015-07-30

La instalación de la fachada de la Romo Kultur Etxea finalizará a principios de agosto



Las tareas correspondientes a las fachadas de la Romo Kultur Etxea, para las que se ha diseñado un sistema de “doble piel” a base de chapa perforada y de un muro cortina de vidrios templados que persigue garantizar la eficiencia energética del edificio finalizarán los próximos días. Actualmente el equipamiento exhibe al completo en todas sus fachadas la envolvente de chapa que cubre parte del exterior del edificio.

El asoleamiento de las instalaciones se controla, además del propio proyecto arquitectónico, a través del tratamiento de las fachadas según la orientación de las mismas. Las partes que simulan la roca, y evocan los acantilados de Punta Galea, controlan el exceso de sol y las pequeñas perforaciones que presentan permiten una entrada filtrada de la luz y la tamizan, haciendo visible el exterior.

El edificio está dotado de un doble acristalamiento, segunda piel, cuyo componente exterior es un vidrio sobre el que se deposita una capa metálica invisible y de aspecto neutro, que le confiere características de control solar y baja emisividad y cuya instalación está completada. En invierno, reforzará el aislamiento térmico manteniendo al mismo tiempo una alta transmisión luminosa; en verano, permitirá un control solar eficaz.



Se trata de soluciones, que se complementarán con otras medidas como los cerramientos que limiten e impidan las pérdidas energéticas, aislantes térmicos; un sistema de climatización apoyado en energías renovables (geotermia) que aportan un importante ahorro de gastos de mantenimiento y proporcionan un notable ahorro energético. Todo ello contribuirá a que el edificio alcance la calificación energética A, máximo parámetro en cuanto eficiencia energética.